viernes, 11 de marzo de 2016

BATTLE BROTHERS: Compañías mercenarias en tu PC



  De la mano de Overhype Studios nos llega Battle Brothers, un juego en early access que está en un estado muy avanzado, y que permite disfrutar de un juego táctico de corte medieval / fantástico, que, personalmente, no me entretenía tanto desde la época de los juegos de la saga Myth. Podríamos definir a este juego como una mezcla de Mount&Blade en el concepto central del juego, con un aderezo de juego de figuritas.

  Al igual que en Mount&Blade, tendremos que seleccionar un estandarte y un nombre para nuestra compañía de mercenarios, y también habrá que equipar con lo mejor que podamos permitirnos a nuestros guerreros. Los guerreros necesitan viandas para el camino, y gracias al dinero que nos proporcionarán los contratos que firmemos y los espolios de las luchas, tendremos grano y agua, o dulces manjares y vino para la compañía.


  Nuestros guerreros mejorarán a medida que luchen, y podremos distribuirles los puntos de experiencia que ganen entre diferentes atributos básicos y "perks" que nos darán diferentes bonificaciones en el combate. En las lides nos veremos las caras con otros mercenarios, bandidos, y criaturas como orcos, zombis, guerreros esqueleto, y demás fauna fantástica medieval. Eso sí, sin magia.  


  Las batallas a diferencia del juego referencia, son por turnos, donde prima en los actantes la figura de la iniciativa, lo que recuerda a juegos de rol clásicos, o al mismísimo Field of Glory de mis amores. La iniciativa es un factor vital, desde mi punto de vista, para los arqueros y hostigadores. 


  El juego transmite unas sensaciones magníficas, y en muchas ocasiones tendrás que cargar el autosave, porque te han matado a ese personaje que tanto cariño le tenías. Los personajes se pueden personalizar bastante y van mostrando las heridas de la batalla en las mismas. Los objetos se rompen, y hay que repararlos, las heridas necesitan vendas y pociones en forma genérica, con lo que no se puede gastar todo el oro sin tener en cuenta que los suministros no son solo la comida.

 

  El mapa de juego es bastante grande, y contiene diferentes pueblos y ciudades que están alineados con unas facciones u otras, y según los contratos que firmemos y los resultados, iremos ganando reputación, que será la vara de medir nuestro estipendio.



    En cuanto al equipo, tendremos todo tipo de arma medieval: armaduras, arcos, alabardas... con sus precios y sus cualidades. Disfrutaréis de lo lindo equipando a vuestros mercenarios. Os llegará a recordar a la escena del inicio del Reino de los cielos de Ridley Scott donde una compañía de cruzados está descansando en un bosque...



  En las batallas hay que ser muy metódico y fijarse en todo lo que la rodea:  influye la altura del terreno; si es de día o de noche para la visión / niebla de guerra; si tengo compañeros delante, estorbando, para lanzar una flecha; si hay detalles del terreno que me impiden el movimiento como puede ser un arbol, fuerte maleza o una roca; el tipo de arma y su alcance; etc.



  Como en todos los juegos por turnos hay puntos de acción que gastar, y todas las acciones cuestan puntos. Es una joya de juego, y desde Fantasy General o Myth, no disfrutaba tanto de un juego de esta temática. Lo mejor es esa atmósfera de fantasía sin magia en el combate.  Os aseguro que no os va dejar un mal sabor de boca, es un juego idóneo para los amantes de la estrategia táctica por turnos. La única pega, por ponerle alguna, es que es solo para un jugador, no se si en el futuro tienen planeado añadirle algún tipo de sistema de escaramuza tipo Field of Glory.

  Un cordial saludo para todos desde mi humilde sillón.

 
Publicar un comentario en la entrada