martes, 5 de marzo de 2013

CIVILIZATION II : ¿Cómo dirigirías tu nación en la Historia?





  En otras ocasiones hemos hablado del gurú de los videojuegos Sid Meier, en concreto en la entrada sobre Gettysburg y Antietam , pero en mi opinión, este gran hombre salta a la fama con una saga de juegos que aún a día de hoy causan revuelo y pasión, la saga Civilization.

  Civilization es un videojuego de estrategia por turnos creado por Sid Meier y publicado por MicroProse en 1991 para las plataformas MS-DOS, Microsoft Windows, Apple Macintosh, Commodore Amiga, Atari ST y Super NES. Se trata de la primera entrega de la serie Civilization. En 1992 fue galardonado con el premio Origins al mejor videojuego de estrategia del año.
  Civilization II: Este juego llegaría de la mano de Sid Meier a la consola PlayStation y a las PC con una idea nueva entre todos los juegos de estrategia: empezar una civilización desde una tribu nómada y llevarla a lo más alto posible en tecnología, poder y dinero. Un juego bastante largo donde se debe hacer investigación científica, defensa de ciudades, planificación de ataques hasta a seis civilizaciones más, treguas, tratados de paz y alianzas. Está diseñado para ser ejecutado en ventana de Windows con una nueva interfaz y gráficos en perspectiva isométrica que mejoraban a los de visión aérea de la versión anterior.   (from Wiki)

  

  Comienzo la reseña con un vídeo por la música, que imagino que a tantos lectores habrá pasado por la cabeza una y otra vez, incluso porque, tras horas y horas de juego, horas de <<un turno más por favor>>, habréis soñado con ella.  Con su aspecto austero, suficiente en el momento en que salió al mercado, y que aun a día de hoy puede dar una gran satisfacción de juego, es uno de los juegos de la historia del PC más adictivos que se conozcan.  Quién no ha sufrido por conseguir el avance científico que nos lleve hasta el fanatismo, para poder construir miles de unidades de fanáticos con los que intentar arrasar el mundo, o descubrir la navegación a vela e intentar descubrir nuevas civilizaciones... El juego te permite llevar la historia de tu nación como tu elijas, y al final te valorará como líder de la misma. Con un arte conceptual serio e histórico, muy del gusto de los amantes del rigor y de la historia, aunque como en todo juego abierto hacia todas las posibilaidades, es obvio que el rigor no puede ser exhaustivo, pero esa originalidad y el caracter aleatorio hace que se pueda jugar infinitas veces, una saga de juegos con una rejugabilidad total.


   Cuando inicias el juego en un mundo aleatorio, ya que en los escenarios ya tienen sus propios objetivos y naciones en liza (Segunda Guerra Mundial, Imperio Romano...), lo primero es seleccionar una nación, el nombre del líder de la misma, y el estilo arquitectónico de los edificios.  Tras ello, el juego nos dará la bienvenida, y como dice el lema del juego "In omnia paratus", preparado para todo.



  Inicia nuestra peculiar historia con un colono dispuesto a fundar nuestra primera ciudad, en una zona deshabitada, por ahora...  



  Lo habitual es que esa primera disposición sea suficiente para colonizar nuestra primera ciudad, y no dar ventaja a la IA en un turno.  La mayoría de los juegos denominados como 4X, de los que ya hemos hablado en multitud de ocasiones, como en Distant Worlds: Legends, comienzan de la misma forma. Así que lo mejor es ordenarle construir la ciudad para despues darle nombre a la susodicha:






  Con nuestra ciudad, Las Batuecas, ya construida, procedemos a dar nuestra primera orden de construcción, que en esta ocasión será de una unidad defensiva y luego otra para explorar la zona que nos rodea en busca de recursos, o de otras civilizaciones.  Esto lo hacemos en la pantalla de ciudad:



  Una vez construidas seleccionamos una investigación , ya que como en todo buen 4X que se precie, la investigación tecnológica es fundamental, y no solo en los juegos, aunque aun a día de hoy hay muchas naciones y empresas que se olvidan de los fundamental que es invertir en I+D.



  Tras esto nos lanzamos a la exploración, y con suerte encontramos civilizaciones menores, o ruinas de aquellas, que nos pueden dar colonos, guerreros, avances tecnológicos, o en el peor de los casos, un ataque bárbaro.



  En este caso, el resultado es muy placentero:


 

  Si la cosa va bien, de vez en cuando aparecerá un ranking histórico de civilizaciones, y con suerte no os veréis mal parados:



  Y con esto y un poco de imaginación y ganas os aseguro que os lo pasaréis en grande, con un juego que os hará disfrutar como a niños.  Es una joya.  Un saludo desde mi humilde sillón.


Publicar un comentario