domingo, 3 de marzo de 2013

Roma Total War II : Nuevo Trailer "La Batalla de Teutoburgo"






     ¡Varo devuélveme mis legiones!


  Con este grito de guerra, que vociferó Octavio Augusto al enterarse de la derrota de Varo, comienza el nuevo trailer del próximo título de The Creative Assembly: Roma Total War II.  En el trailer se pueden observar las novedades gráficas del juego, ya que es un trailer de una batalla, y que, como es habitual en estos juegos, a los aficionados de la Antigüedad Clásica nos pone los pelos como escarpias, nos hace volar la imaginación y las sensaciones.  Si los Románticos del S.XIX pudiesen acceder a este entretenimiento llevarían al extremo todos los tópicos de "todo tiempo pasado fue mejor", y de los "paraísos exóticos".



  El historiador romano Suetonio señaló que aquél se tomó el desastre tan a pecho que «siempre celebró el aniversario como un día de profundo pesar» y «a menudo se golpeaba la cabeza contra una puerta y gritaba: "Quintili Vare, legiones redde!  ¡Varo, devuélveme mis legiones!"»



La Batalla del bosque de Teutoburgo, también llamada Batalla de la selva de Teutoburgo o Desastre de Varo, fue un enfrentamiento armado que tuvo lugar en zona montañosa cerca de la ciudad alemana de Osnabrück, en Baja Sajonia, en el otoño del año 9 d. C., entre una alianza de pueblos germanos encabezada por los queruscos y su caudillo Arminio, y un ejército romano mandado por Publio Quintilio Varo, gobernador de la provincia de Germania Magna, que entonces se extendía hasta el Elba.
Ante las intenciones de Varo de romanizar a los germanos, Arminio reunió un ejército cuyos efectivos se desconocen, y mediante añagazas hizo dirigirse a los romanos al bosque de Teutoburgo, una zona de complicada orografía ideal para una emboscada y en el cual permanecían apostados los queruscos. Varo, que dirigía unas fuerzas compuestas por tres legiones romanas (la Legión XVII, la XVIII y la XIX), seis cohortes auxiliares y tres alas de caballería, cayó en el engaño y la emboscada se saldó así con una catastrófica derrota de los romanos y con el suicidio del propio Varo. Tras esta batalla ninguna legión del Imperio Romano llevó los números XVII, XVIII y XIX.
Tras esta derrota, la frontera del Imperio romano se fijó definitivamente en el Rin y los emperadores renunciaron a conquistar lo que luego se dio en denominar Germania Magna o Germania Libera, a pesar de que posteriormente al desastre se produjeron acciones bélicas en esos territorios.

 


  Y con esto, queridos amigos, os dejo esperando ansioso la nueva entrega de la saga Total War. Un saludo desde mi humilde sillón.

Publicar un comentario