domingo, 8 de junio de 2014

CLOSE COMBAT GATEWAY TO CAEN: ¡Lucha a cada palmo de terreno!



  Close Combat Gateway to Caen es un nuevo título de la saga Close Combat de la que ya hemos hablado anteriormente con Panthers in the Fog y Last Stand Arnhem. De la mano de Slitherine/Matrix nos encontramos con un motor de juego renovado y una IA a la altura como no la había visto desde hace tiempo en esta saga.

http://www.matrixgames.com/products/506/details/Close.Combat.-.Gateway.to.Caen

  El juego auna la escala operacional con la táctica más pura. La parte operacional es más limitada, no estamos ante un The Operational Art of War, pero que nos hará meditar nuestros movimientos por el mapa para evitar ser aplastados por unas fuerzas británicas al mando de Montgomery, con un ímpetu de victoria exhacerbado.

El juego trae novedades como la posibilidad de transportar tropas en los vehículos, algo que ya nos introdujo Panthers in the Fog, multitud de unidades nuevas británicas, mapas muy detallados de la zona de Caen, y, como siempre, operaciones y campañas históricas y semihistóricas aparte de batallas individualizadas. También cuenta con la opción multijugador de la mano de los servidores de Slitherine, eso sí, en tiempo real.

  En esta ocasión, para mostrar un poco los entresijos del juego os voy a mostrar el primer turno de la campaña Operación Epsom jugando con el bando alemán, lo que va a ser un suplicio ya que la diferencia de equipamiento  y, en ocasiones, de número de hombres es severa. Os mostraré tanto las decisiones sobre el mapa por turnos como las batallas en tiemp real, todo.

 Antes de nada expongamos un poquito que fue la Operación Epsom para entrar en calor.

La Operación Epsom, también conocida como la Primera Batalla del Odón, fue una ofensiva británica de la Segunda Guerra Mundial que tuvo lugar entre el 26 y el 30 de junio de 1944, durante la Batalla de Normandía. La ofensiva estaba destinada a desbordar y apoderarse de la ciudad de Caen la cual estaba ocupada por los alemanes, y era uno de los principales objetivos de los aliados en las primeras etapas de la invasión del noroeste de Europa.
Precedido por los ataques de aseguramiento de las líneas de avance, la Operación Epsom se efectuó a principios del 26 de junio, con unidades de la 15º División de Infantería (Scottish) avanzando detrás de una barrera de artillería rodante. La cobertura aérea fue esporádica durante gran parte de la operación, como el mal tiempo en el Reino Unido obligó a la cancelación de último minuto a la asistencia atacante. Con el apoyo de los tanques de la 31º brigada de tanques, la 15º División hizo un progreso constante y al final del primer día había invadido gran parte de la línea avanzada alemana, aunque con algunas dificultades se mantuvo en la obtención de los flancos del anticipo. En intensos combates en los próximos dos días, un punto de apoyo se obtuvo a través del río Odón y se hicieron esfuerzos para ampliar dicho punto mediante la captura de puntos estratégicos en todo el saliente y movilizando a la 43º División de Infantería (Wessex). En respuesta a los poderosos contraataques alemanes, el 30 de junio algunas de las fuerzas británicas a través del río, se retiraron, llevando a la operación a su fin.
Los historiadores militares han variaron ampliamente en sus interpretaciones de la intención y la conducta de la Operación Epsom, pero hay un acuerdo general sobre su efecto en el equilibrio de fuerzas en Normandía. Aunque los alemanes habían logrado contener la ofensiva, para ello se había visto obligado a dedicar todas sus fuerzas, incluyendo dos divisiones panzer recién llegados en Normandía y destinados a una ofensiva contra las posiciones británicas y estadounidenses en torno a Bayeux. Las bajas fueron severas en ambos bandos pero a diferencia del general Bernard Montgomery, el mariscal de campo Erwin Rommel no pudo retirar a sus unidades en la reserva después de la batalla, ya que fueron necesarias para mantener la línea del frente. Los británicos conservaron la iniciativa y fueron capaces de lanzar operaciones más en las semanas siguientes, y eventualmente la captura de Caen hacia el final de julio. (Wikipedia)


                                                   OPERACIÓN EPSOM




Comienza la campaña con una penetración aliada por cuatro puntos: Fontenay-Caen road, Cassino, Mue, y Saint Mauvieu.  
La primera batalla que disputaremos es en Fontenay y se saldará con una victoria alemana por perdida total de la moral del enemigo. 

                                                       1.   Fontenay

Como va a ocurrir en la mayoría de las batallas del comienzo de Epsom, la clave está en neutralizar a los tanques enemigos, los temidos Crocodrile Churchill. Temidos porque al comienzo no tenemos vehículos blindados con los que responder. Solo tenemos en nuestro poder armas antitanque 7,5 PAK y portátiles.

7,5 PAK

Crocodrile Churchill
 En Fontenay, como tendré que hacer en las otras batallas, primará el PAK sobre cualquier otra arma de apoyo y el resultado, aun perdiendo algún PAK es el deseado: Tanques destruidos. Al destruir los tanques nuestras fuerzas están más igualadas, y el ataque se convierte en un infierno para el británico.



También será importante el buen uso del apoyo artillero que está fuera del mapa: morteros y artillería.



Pero vamos a dejar Fontenay del que ya os he dicho el resultado para pasar a las otras tres y no extendernos en demasía.



                                                        2.  Cassino

En Cassino comenzamos la batalla con el mismo problema de siempre: tanques fente a tropas sin tanques.  Esto nos lleva a plantear la batalla centrándonos en la destrucción de los blindados como objetivo primario.



Comenzamos seleccionando como tropas de apoyo ( support ) tres 7,5 PAK. Estos PAK los ubicaremos del modo que a mi entender sean lo más eficaces para la temprana destrucción de carros.


En líneas verdes os muestro las líneas de tiro limpias de los tres PAK. Esperemos que no nos equivoquemos en la ubicación.

Comienza la batalla y divisamos el primer blindado por unos instantes ya que posteriormente perderemos la visión del mismo. Asusta su sola presencia, un verdadero monstruo de hierro dispuesto a destruirnos.


Parece que los británicos también nos avistan y solicitan un bombardeo de mortero sobre nuestros hombres.



Nosotros no vamos a ser menos y solicitamos fuego de mortero sobre la posición y dirección que creo están tomando las tropas enemigas. Por cierto, da gusto escuchar las nuevas voces que le han introducido al juego, le dá mucho más realismo e inmersión al jugador.


Emboscamos a los primeros británicos que optan por la opción de ruta que hemos planteado, disparos de fusilería y fuego de mortero, todo un recibimiento.


Eliminamos nuestro primer tanque con un PAK dejándolo hecho trizas y disfrutando de los efectos visuales de las explosiones.


 Tras destruir el tanque la batalla se hace feroz en el centro del mapa, cerca de Glasgow Corner.


La moral de los británicos baja sorprendidos por los acontecimientos, debido a ello aprovechamos para dibujar una pequeña ofensiva que nos permita eliminar tropas británicas y bajarles la moral hasta el punto del abandono del mapa.


Se puede observar como en el cajetín del fondo de la imagen anterior, los británicos piden "truce", tregua, debido a la cantidad de bajas sufridas, pero en este caso no nos conviene.


Nuestros hombres avanzan y el final es inevitable, abandonan el campo de batalla y capturamos todos los puntos de victoria.


Incluso uno de nuestros hombres es galardonado por el gran número de bajas inflinjidas al oponente: Petersen.




                                                                       3. Mue

En Mue seguimos el mismo planteamiento que en Cassino, destruir los blindados a toda costa, y que en todas las batallas de este primer turno. Tenemos dos AT y tropas de infantería que situaremos del mejor modo posible.



Seleccionamos dos antitanques y eliminamos el mortero que viene por defecto.



Con el plan buscamos fuego cruzado antitanque sobre el cruce de carreteras que, esperemos, tomen los tanques para avanzar. También situamos tropas de infantería por puntos estratégicos de posible paso.



Comenzamos con un tanque avistado y solicitamos fuego de mortero por esa zona, es posible que estén los enemigos cerca del blindado.



Abrimos fuego contra el blindado ya que al igual que nosotros lo avistamos, el puede avistarnos a nosotros. El tanque explota envuelto en llamas.




Solicitamos fuego de artillería en la localización del Crocodrile destruido.



En estos instantes descubrimos un segundo tanque que nos mete el miedo en el cuerpo.


Al mismo tiempo tropas enemigas eliminan a nuestros hombres capturando un punto de victoria, la cosa se está torciendo.


Pero Fortuna Audaces Iuvat, y el segundo tanque es destruido por el PAK que eliminó el primer Crocodrile. 


La destrucción del tanque echa la moral de los británicos por los suelos y con fortuna para nosotros se retiran del campo de batalla dándonos la victoria.



                                                         4. Saint Mauvieu


En este mapa volvemos a la estrategia anterior, pero en esta ocasión aprovecharemos las viviendas para proteger a nuestras tropas de infantería. Hay mucho bocage y esto dificulta la obtención de buenas posiciones de disparo para nuestros AT. Va ser un mapa complicado.


En estos mapas, en los que sabemos que el enemigo va a atacar, siempre tenemos todos los puntos de victoria controlados excepto uno, que es aquel por el que atacará el enemigo. En mapas de encuentro entre dos bandos, es decir, que los dos tomamos como destino el mismo mapa, se producen batallas en las que ambos bandos salimos de un punto de victoria como punto de partida, y son más desconcertantes.

Comienza la batalla y para nuestra sorpresa no vemos nada. Incertidumbre por todas las esquinas.


Necesitamos un explorador que nos dé posiciones enemigas para tomar decisiones. Para ello movemos una escuadra.


Los británicos nos han avistado a nosotros y comienzan a enviarnos fuego de mortero. En respuesta movemos a la escuadra más expuesta al fuego enemigo a una posición más alejada.


Nuestra avanzadilla avista tropas enemigas y abren fuego contra ella. En respuesta pedimos apoyo artillero y les enviamos el fuego de mortero y artillería que tenemos a nuestra disposición.


Rápidamente se desata el infierno sobre las posiciones seleccionadas pero no producirá tantas bajas como hubiésemos deseado.


La lucha se desata en el centro del mapa con fuego continuo entre las tropas posicionadas en las viviendas y las que aparecen por la zona boscosa.


El fuego es tan duro que nos obliga a retirar a la escuadra que tenemos posicionada más al norte del mapa e intentar que se refugie en la vivienda.


La moral es muy baja, la escuadra en retirada es eliminada. No pedimos tregua intentando destruir alguno de los blindados que en esta ocasión son muy cautos y no se ponen a tiro en ningún momento. ¡Parece un humano! 


La situación se vuelve insostenible cuando el blindado destruye a nuestro PAK. Solicitamos tregua y rezamos para que los británicos la acepten. La suerte se alía con nosotros y la aceptan, dándonos tiempo para lamernos las heridas y pensar en un nuevo plan de batalla para el siguiente turno.




  Para el segundo turno vielven a la carga con nuevas tropas incluyendo un batallón blindado va a ser más movidito que el anterior. En nuestra ayuda acuden dos batallones de infantería pero de blindados nada de nada. Habrá que esperar a que el Füher tenga a bien enviarnos refuerzos con blindados.




  El segundo turno os lo dejo a vosotros queridos amigos, para que lo resolváis como os parezca más adecuado.

En definitiva, Close Combat Getaway to Caen es un juegazo como hacía tiempo que no disfrutaba, táctica en su esencia más pura, y, a su vez, una delicia para los nostálgicos de la saga.


Saludos desde mi humilde sillón.


Publicar un comentario