miércoles, 20 de febrero de 2013

CLOSE COMBAT: PANTHERS IN THE FOG. HERMANOS DE ARMAS EN TU PC





   Close Combat es una serie de juegos tácticos en tiempo real bien conocida por cualquier estratega que se precie de serlo, una serie que durante quince minutos de tiempo real, como mínimo, puede hacer que sientas, al menos virtualmente, que una mala decisión puede hacer que algunos de los hombres bajo tu mando no vuelvan a casa. Hombres con nombre y apellido, de los que conocerás su estado físico y psicológico, su bravura o cobardía a raíz de tus órdenes, e incluso si reciben alguna medalla por actos heroicos.  El sistema de juego que incorpora esa variable “psicológica” que puede hacer incluso que tus hombres desobedezcan tus órdenes, fue pionera de esta saga, y hoy día se ha llevado a numerosos juegos del género como los Combat Mission.


   Cuando un jugador se inicia en Close Combat suele dudar por los gráficos a vista de pájaro, eso fue lo primero que se me pasó por la cabeza hace muchos años, pero cuando se empieza a colocar a los soldados en una misión de defensa, por ejemplo, y decidimos que colocar un pelotón de ametralladora pesada en una casa de tres plantas que domina unos doscientos metros a la redonda en posición de emboscada puede ser bastante sugerente, y que al comenzar la batalla esa idea se transforma en una carnicería al paso de varios pelotones enemigos entre explosiones y lamentos, en ese preciso instante, es cuando uno empieza a disfrutar realmente de la esencia de esta saga de juegos, y se olvida del mapa a vista de pájaro, que a día de hoy, y sobre todo con este nuevo título que nos trae Matrix Games, ha mejorado con creces.


   Un ejemplo de esta mejora gráfica la tenemos en las brumas sobre el mapa, los detalles de las explosiones, o la mejora en los carros de combate, por ejemplo, que ahora son más grandes y vistosos: 


antes


después

  Close Combat : Panthers in the Fog,  http://matrixgames.com/products/433/details/Close.Combat:.Panthers.in.the.Fog  nos lleva a los momentos posteriores al desembarco de Normandía, al intento del Alto Mando Alemán por contraatacar mediante la Operación Lüttich . Para ello tendremos batallas individuales, operaciones en la que en un mapa estratégico por turnos  tendremos que mover nuestras tropas para posteriormente decidir el resultado en un mapa de batalla en tiempo real, pero en una escala pequeña, de unas cuatro o cinco porciones de mapa, y finalmente campañas que engloban varias operaciones a la vez, e incluso una gran campaña para intentar dar la vuelta a la historia real.





                          Entre las novedades más destacables de este Panthers in the Fog están, aparte de las ya mencionadas mejoras gráficas, las siguientes:

1.- La posibilidad de montar tropas en vehículos e incluso enganchar y desenganchar piezas de artillería. Algo que hasta ahora no se podía y es una mejora crucial, ya que si te equivocas en un despliegue artillero no había vuelta atrás y significaba un sacrificio inútil.

2.- La respuesta y eficacia de los morteros se ha hecho más realista con un retardo y con salvas de precisión.

3.- Se incluye un lobby multiplayer para facilitar el juego online, que incluye la posibilidad de jugar tanto batallas como operaciones o campañas.

4.- Las estadísticas de los pelotones se guardan, cuando se juega una operación o campaña, aunque se retiren para darles reposo y se sustituyan por otros del grupo de combate.

5.-La resolución de movimientos en el mapa por turnos ahora está animada, lo que resulta mucho más atractivo para el jugador.





   Éstas son a grandes rasgos algunas de las novedades a mi parecer más importantes.  La dificultad se ha aumentado, o por lo menos a mi me lo parece, con lo que el reto se hace mayor y más jugoso.  Las opciones de juego son las clásicas de toda la vida, que pienso que no merece la pena desarrollar (decidir que los soldados obedezcan tus órdenes  siempre,  eliminar la niebla de guerra,  que nunca actúen por iniciativa propia,  que puedas tener acceso a toda la información sobre una fuerza enemiga, que la batalla termine cuando la moral caiga a mínimos, que termine cuando se capturen todos los puntos de victoria, que termine en el tiempo que estipulemos, que nos avise cuando solo queden dos minutos). 





    Las batallas se ganan conquistando la mayor cantidad posible de zonas de victoria repartidas por el mapa. Si la batalla es de ataque, la mayor parte menos una serán del enemigo, si es de defensa al contrario, y si es de encuentro entre ambas fuerzas serán repartidas al 50%.  Para ello tendremos todo tipo de fuerzas, ligeras, blindadas, de reconocimiento, apoyo artillero, apoyo  aéreo…





  El juego goza de suficiente fidelidad histórica para hacer las delicias de los más exigentes, y como siempre, desde mi humilde punto de vista, los juegos Close Combat son un “must have” para todos los aficionados a la estrategia táctica de la segunda guerra mundial.

  Estoy seguro que más de un lector me dará la razón cuando compruebe durante una experiencia de juego como sus hombres se envalentonan gracias al buen hacer de sus órdenes y se lanzan por iniciativa propia, y con ardor guerrero, a por el enemigo, o en el peor de los casos como se acobardan al sufrir una terrible derrota y hacen caso omiso de las órdenes que reciben, llegando incluso a rendirse al enemigo.  En el campo de batalla habrá tiroteos, explosiones, e incluso luchas cuerpo a cuerpo.  Los mensajes de radio, nos llegaran audibles y, si así lo deseamos, en el idioma original de cada contendiente.






  En resumen queridos amigos, un juego que no debe pasar desapercibido por nuestros ordenadores.  Un saludo desde mi humilde sillón.
 

1 comentario:

viramirez10 dijo...

¿hay algun modo de jugarlo en español?
es que mi ingles es bien basico