jueves, 10 de abril de 2014

SEVEN KINGDOMS II : Gobierna con mano firme



  Seven Kingdoms II The Fryhtan Wars es un juego de estrategia en tiempo real desarrollado por Enlight Software, que en la campaña tiene una característica diferente a lo habitual, donde tendremos que dirigir a una nación y conseguir la supremacía a través de una serie de retos que nos planteará la campaña, o en escenarios individuales donde lo que importa es dominar el mapa al completo. El juego se puede conseguir en G.O.G o en la proia web de Enlight.  GOG  http://www.gog.com/game/seven_kingdoms_2.

  El juego tiene un modo individual donde podremos jugar una campaña que siempre es aleatoria, lo que le da una amplia rejugabilidad al juego, un modo de escenario aleatorio individual, y escenarios prediseñados temáticos, como el de la formación de Roma, o los Mongoles, por ejemplo.



 En el mapa de campaña seguiremos los designios que nos depara el juego, que pueden ser muy diversos: puede pedirnos que en un tiempo aumentemos la población o los recursos del reino, que conquistemos a otro reino, a tierras ocupadas por elenemigo, que nos defendamos de una incursión, o lo mas entretenido: que contestemos a una serie de cartas por medio de nuestro ministro de la guerra sobre asuntos de estado.




 En los mapas de batalla, por denominarlos de algún modo, tendremos ciudades que nos darán la mano de obra o los posibles reclutas, y un grado de satisfacción que va de la mano de nuestra reputación. Si por ejemplo nuestros legionarios romanos buscan la conquista de nuevas ciudades eliminando civiles, bajará nuestra reputación y los ciudadanos se rebelarán. Esto puede llegar a desembocar en la eliminación por hambruna, ya que es fácil que si haces barbaridades todos los ciudadanos de la nación se rebelen y tus soldados los eliminen quedando las ciudades vacías, y de ese modo, sin campesinos. Hay que vigilar todas las posibilidades, estudiarlas y aplicarlas con criterio para conseguir la victoria.



  En los escenarios prediseñados se nos da un punto de partida y un objetivo a cumplir, que según cómo se logre nos dará más o menos puntos, y la opción de subir al podio de los honores. Pero no solo tendremos unidades militares, también tendremos espías para usar el subterfugio e incitar a la rebelión. Incluso tendremos altares de nuestro "dios", por ejemplo Marte en Roma, que nos dará una serie de bonificaciones si lo invocamos, o podemos pedirle favores cuando se llegue al mínimo de rezos, y que nos de una sorpresa literalmente.

  

  

Por último hay que mencionar a los Fryhtan, que son una serie de razas de monstruos que pretenden asolar la tierra, y a las que las diversas razas humanas tendrán que destruir o sumirse en el caos. En los escenarios individuales se pueden seleccionar o no, hay muchos parámetros.

  En definitiva queridos amigos, un clásico entre los clásicos, y con una banda sonora de lujo, que aún hoy se utiliza en juegos como la saga  Wargame, tan de moda.





Publicar un comentario