lunes, 24 de octubre de 2011

Chariots of War. ¡ Conviértete en Hattusil I !

 Hoy vamos a volver a una de mis épocas preferidas, la Antigüedad, en este caso la época del Bronce. Chariots of War   http://www.slitherine.co.uk/games/chariots_of_war , es un juego editado por Slitherine, empresa de la que ya hemos hablado anteriormente por su fabuloso Field of Glory. El juego plantea una serie de campañas de distinta extensión, enfocadas prácticamente a lo que conocemos en estrategia como 4X :

  Los videojuegos de construcción de imperios son un subgénero de los videojuegos de estrategia, generalmente derivados de los juegos por turnos, aunque puede ser en tiempo real también. Tienen como objetivo la creación y mantenimiento de un imperio, dando prioridad a los aspectos como la economía, diplomacia e investigación. Pueden tener toques de táctica militar aunque no a un nivel tan extendido como otros subgeneros de la estrategia.
Se conoce también a estos videojuegos por las siglas en inglés 4X: eXplore (exploración del mapa), eXpand (expansión territorial), eXploit (explotación de recursos), and eXterminate (exterminación del enemigo). ( De Wiki http://es.wikipedia.org/wiki/Videojuego_de_construcci%C3%B3n_de_imperios )



  Ejemplos de estas campañas son Anatolia, Egipto, Mesopotamia, Oriente Medio, y dos Grandes Campañas. La primera Gran Campaña, constaría de todo el mapa de Oriente iniciándose desde un periodo tecnológico primitivo, y una avanzada que como dice su nombre, nos colocaría a un nivel tecnológico más avanzado.

  En el juego encontraremos una serie de unidades bélicas comunes para todos los pueblos, y una unidad única que corresponderá a nuestra etnia, de modo que los pueblos de etnia hitita, por ejemplo, contarán con los Lanceros Meshedi, que históricamente fueron los guardaespaldas del Rey, tropas de élite.  La unidad en cuestión, aparece con casco de bronce estilo griego, y escudo de bronce redondo, tipo hoplón. En la mayoría de las fuentes se nombra que lo normal sería el cuero o el bronce, de forma que, siendo tropas de élite, la apariencia griega y con bronce, no es descabellada. También podremos ver en liza a los fabulosos carros de guerra, que dan título al juego,  unidades hostigadoras con jabalinas o arcos, espadachines, etc... A medida que el juego avanza se descubren tecnologías, a diferencia de lo que ocurrirá en la saga Spartan en este juego los avances aparecen solos según la fecha cronológica, y si se tienen las construcciones y los recursos posibles podremos aumentar nuestras tropas con unidades más poderosas
  El juego está lleno de información histórica, lo que denota algo de documentación por parte de los desarrolladores.

  Para mostrar la mecánica de este maravilloso juego, voy a mostraros los primeros pasos en una partida:

  Lo primero será seleccionar una campaña. En el menú de selección de escenario veremos el mapa de juego del escenario de nuestra elección junto con una introducción de la época histórica.

  
 Vamos a jugar con el pueblo Arzawa, y como se puede leer en la pantalla de información que aparece al seleccionar a un pueblo con el que jugar, por pertenecer a la etnia hitita podrá seleccionar a la unidad de lanceros meshedi.


Se abre el juego con un mensaje de bienvenida



  Si pulsamos la pantalla imperio, que está situada en la interfaz de la derecha del mapa, al pasar el ratón sobre ella ya aparece su nombre, nos encontraremos con un resumen de nuestra nación, donde además podremos controlar con unas barras deslizantes el tipo impositivo, la comida que damos a nuestros súbditos, o la tasa de productividad, es decir, lo fuerte o suave que agitaremos nuestro látigo.


    En la pantalla comercio, podremos intercambiar recursos, venderlos, o comprarlos, en un mercado independiente de cualquier nación.  Eso sí, lo mucho o poco que se venda un recurso, hará que se devalue o que se valore.

 
  En la pantalla diplomacia, observaremos las naciones que tienen diplomáticos en nuestra nación, o viceversa, el nombre de estos diplomáticos y, en el caso de los enemigos, podremos tomar distintas y sugerentes acciones para expulsarlos

 
 El mero hecho de tener diplomáticos en una nación, levanta la niebla de guerra, y nos da información sobre las ciudades enemigas al pasar el ratón sobre ellas.



En la pantalla resultados de la partida, veremos nuestro lugar en el escalafón de naciones.
  
 
 En el mapa de juego, a vista de pájaro, veremos un mapa geográfico con las ciudades, su nombre y etnia, y las tropas de las naciones.  La parte iluminada, es lo que podemos ver, gracias a nuestras fronteras o a nuestros diplomáticos, la parte sombría está oculta por la niebla de guerra.



    Si pulsamos en una ciudad propia, podremos acceder a una pantalla donde seleccionar el reclutamiento de tropas, o la construcción de edificios.

 

  Tras saber lo que tenemos y cómo lo tenemos, es hora de ir trazando un plan para expandirnos, y qué mejor que una ciudad independiente, pues atacarla y conquistarla, no va a suponer la guerra con otra potencia, excepto que por los beneficios de poseerla, le entre por el ojito a otro rey.



  El segundo paso es buscar las tropas que necesitemos y llevarlas a un punto de encuentro.  Al principio de la partida es difícil que podamos disponer de las tropas suficientes en una sola población, y el reclutamiento llevaría varios turnos, por lo que lo mejor es sacar las guarniciones de dos ciudades y reclutar campesinos por si nos atacan piratas costeros.  Otro punto es construir unos barracones en la capital, o en la ciudad que escojamos como productora de tropas.  En mi humilde opinión, una buena forma de llevar este juego es hacer ciudades especializadas en una tarea, es decir, ciudades productoras de materiales de construcción, de minerales, tropas, etc



   El plan de movimiento llevará más o menos turnos, en función del terreno por el que pasen nuestras tropas.


 Una vez que se junten nuestras tropas, se abrirá una ventana donde podremos escoger qué tropas traspasar de un ejército a otro, o fusionarlas del todo.




   El número tres que se observa es la experiencia de la unidad, lo que le da bonificaciones de moral, etc y la estrella negra muestra que la unidad no ha sufrido daños, si los hubiese sufrido tendría parte del rectángulo en rojo.

  De vez en cuando aparecerán mensajes de eventos relativos a nuestras construcciones, diplomacia, etc

  
   Por último llega el combate. Al atacar una ciudad veremos el mapa de la batalla, y según la mucha o poca información que tengan nuestros exploradores, la posible ubicación de nuestras tropas.  Para ubicarlos en el combate, tendremos una serie de opciones que recuerdan a la saga  Dominions, las podremos ubicar en vanguardia, retaguardia, que esperen al enemigo, que hostiguen, etc Luego visionaremos el resultado de nuestras decisiones como si fuera una película.  Para ello, he grabado un vídeo de la batalla, la toma de decisiones y resultado, y lo he subido a youtube:


  Al conseguir la ciudad, hemos logrado el objetivo de poder construir una mina de cobre



 Creo que ya os podeis hacer una buena idea de las posibilidades de este juego, aunque ya tenga unos añitos, su fecha de salida fue 31/05/2003. La versión que he usado es la que compré por aquellas fechas de mano de la distribuidora Friendware http://www.friendware.info/index.php  pero debe de estar descatalogado.  En la página web de Slitherine está por descarga, e incluso teneis una demo de tres horas a vuestra disposición. Os dejo el enlace:


  Saludos desde mi humilde sillón.
Publicar un comentario